Buscar
  • Sabiduría Chamánica

La conexión del sanador con la naturaleza


Los pueblos aborígenes reconocen que la herramienta más curativa y fortalecedora que tenemos a nuestra disposición es nuestra conexión con la naturaleza salvaje.

Muchas culturas indígenas llaman arboles como la gente medicina del reino vegetal.

Las sociedades chamánicas se ven alteradas cuando se talan grandes masas de árboles y no se replantan. Los pueblos indígenas reconocen que los árboles son importantes para la supervivencia de todos los seres vivos y por eso consideran que tienes una gran medicina, en muy diversas culturas se plantan arboles con ocasión de los nacimientos, las bodas, las muertes y las iniciaciones importantes.

En muchas culturas los arboles simbolizan la transformación por su gran capacidad de cambio de una estación a otra. Los pueblos indígenas de todo el mundo reconocen la conexión existente entre la naturaleza y la sanación.

En muchas tradiciones chamánicas, la dirección sur está asociada con la madre naturaleza, el reino vegetal, reino y las criaturas de cuatro patas. Esta es la dirección de la rueda medicinal que usan los pueblos aborígenes para convocar a las personas, en las ceremonias y rituales necesarios para el trabajo de sanación.

El sur suele asociarse con la primavera; por tanto, esta estación y dirección son consideradas por muchos pueblos indígenas como el lugar de la renovación, la regeneración y la conservación de la salud.

Esla dirección que favorece el bienestar de los cuatro compartimientos del corazón la que recuerda el poder curativo del amor universal y mantiene la visión equilibrada de la salud. En esta dirección podemos sanar nuestras heridas y liberar los recursos humanos atrapados en loa aspectos sombríos del arquetipo curativo.

46 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo