top of page

El Equinoccio de otoño.


El equinoccio de otoño marca el final del verano y el inicio de ese periodo del año, en el que el calor deja paso al frío y se prepara para la llegada del invierno. La noche y el día duran lo mismo.


Mientras que la llegada de la primavera suele ser vista como el resurgir de la naturaleza, el equinoccio de otoño está considerado como un fin de ciclo.


El hecho de que el día y la noche tengan la misma duración tiene consecuencias bastante especiales. Una de ellas tiene lugar en la famosa pirámide maya de Kukulcán, en Chichén Itzá, México. Tanto en el equinoccio de otoño como en el de primavera, la luz y las sombras del lugar se proyectan de una forma especial sobre las escaleras del templo y crean un efecto óptico en el que parece que una enorme serpiente emplumada desciende por las escaleras.


Además, el hecho de que en la base del templo haya dos inmensas cabezas de serpiente hace que el efecto sea todavía mayor. Un fenómeno que solo puede verse unas horas al año y que para muchos está cargado de simbolismo.


El equinoccio de otoño y las festividades agrícolas.

Conocido también como "Fiesta de la Cosecha", "Fiesta de la Vendimia" o "Fiesta de Ávalon", (Mabón para la rueda celta), era celebrado por los campesinos europeos y alrededor del mundo.


Para el chamanismo, el equinoccio de otoño es un momento de transformación. Los chamanes realizan rituales para ayudar a las personas a alcanzar lo divino.


Los grupos de curación chamánica generalmente se realizan enfocándose en el despertar del propósito más elevado.


En estos rituales, los participantes reciben apoyo en su proceso de desencadenar lo que sea que esté bloqueando su camino hacia una meta más alta en cualquier área de la vida, ya sea financiera, emocional o física.

la llegada del otoño se celebra poniendo énfasis en la abundancia y el equilibrio que representa.


Simboliza la segunda cosecha, lo que aún más, nos da nuestra madre tierra y el aviso de que empieza a prepararse.


En lo personal he vivido la experiencia de todo tipo de sanaciones, especialmente en el equinoccio de otoño, una vez comprendido y aprendido el mensaje de la enfermedad, regresa la salud al cuerpo físico y al cuerpo astral, así como alivio a nuestras necesidades humanas como el dinero, los negocios y las finanzas.

Nuestra vida financiera puede enfermarse también y la conexión con el espíritu nos llevará a sanar y automáticamente todo fluirá mejor, tanto en el día a día, como en nuestros negocios y empezará a fluir mejor el dinero y lo que viene con él, la tranquilidad de tener solventadas todas nuestras necesidades primarias y porque no, a vivir cómodamente y porque no, abundantemente.


¡Millones de Bendiciones!


Escrito por:

Anna de la Tierra

Mujer Chamana

29 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page