Buscar
  • Sabiduría Chamánica

El CHAMAN INTERIOR COMO SANADOR



Cuando el chamán interior mira a través de nuestros ojos, es capaz de ver el aspecto que tienen los demás y también lo que ocurre dentro de ellos a niveles más sutiles. Por ejemplo, es posible que veas a una persona que, a pesar de tener un aspecto externo de lo más normal, parezca llevar el peso del mundo sobre los hombros. Tal vez te encuentres con alguien de apariencia alegre, y sin embargo veas o sientas que hay una gran tristeza en su interior. O con alguien que parece seguro de sí mismo pero que en realidad está en guardia y a la defensiva.

El chamán interior simplemente lo sabe, pero también puede ser que haya pistas. Quizá leas la incertidumbre en sus ojos o bien simplemente te conectes con esa persona y notes, por lo que empiezas a sentir al escucharla o pasar tiempo con ella, que algo no va bien. Tal vez recibas instantáneamente no hay manera de que puedas saber. Quizás por ejemplo veas, captes o sientas que fue víctima de maltrato físico siendo niña o que ha pasado por un proceso de adicción al alcohol o un trastorno alimentario.

A un nivel distinto, puede que percibas que alguien no va a vivir mucho tiempo, aunque parezca estar totalmente sano. Tal vez captes que padece alguna dolencia física aunque él no tenga conocimiento de ella.

Es importante que comprendas que no debes sentirte obligado a saber con precisión cual es problema de salud ni que siempre es lo más conveniente comunicar lo que percibes. Puede entenderse como una intromisión o considerarse inapropiado, pues quizá no tengas con esa persona el tipo de relación que podría hacer que contarlo fuera de utilidad.

Lo que el chamán interior capte en otras personas puede serte muy valioso. Tienes la posibilidad de dialogar con él y pedirle aclaraciones o información más específica sobre lo que has percibido.

Asegúrate de pedir permiso antes de hacer algo, el chamán interior es el que efectúa la sanación, tú simplemente sigues sus instrucciones, esa es la naturaleza de la verdadera sanación, toda sanación es una utosa nación, la mayoría de las veces, aprender a hacer una sanación es aprender a quitarnos del medio, a no interferir.

41 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo