Buscar
  • Sabiduría Chamánica

La estabilidad del cuadrante



Los tres componentes fundamentales del universo necesitan de un cuarto elemento que los estabilice y les de dinamismo. En el mundo físico, que está formando mayoritariamente de oxígeno, nitrógeno e hidrogeno, es el cuarto componente es el carbono, el elemento primordial del que consta nuestro cuerpo. Cuando la verdad, el amor y la energía entran en el mundo físico atraves de nuestro corazón, las formas se manifiestan, se animan y adquieren estabilidad temporal.

El chamán interior tiene la tarea de mantener activo el flujo que entra al corazón: el flujo de inteligencia, de amor y de energía. Es un flujo que nunca se detiene hasta el momento en que muere el cuerpo; si lo hiciera aunque sea por una fracción de segundos, la vida secaría de inmediato.

Así de importante es el chamán interior para tu vida. Recibe en el corazón y en un estado de meditación profunda hace surgir esa acción de la fuente, el mundo del espíritu, de todo lo que ves. Tal vez no seas consiente de esta actividad pero si prestas atención quizá percibas que algo decisivo para tu vida sucede a cada momento en ese lugar, el chamán interior es el coordinador de las tres corrientes de verdad, amor y energía, es por así decirlo, el maestro de ceremonias de tu ser.

La ciencia no a sabido explicar todavía y porque se activan ciertos genes y se deja que otros sigan latentes. La inteligencia que hay tras ello es tu chaman interior. El chamán interior sabe de dónde venias antes de esta vida, hacia donde te dirigirás después de ella; sabe exactamente en qué punto de tu trayectoria evolutiva te encuentras y que necesitas para acelerar la evolución hacia una total maestría.

23 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo