Buscar
  • Sabiduría Chamánica

LO QUE LOS CHAMANES SABEN SOBRE LA MENTE.



Los psicólogos y los científicos sociales saben que el condicionamiento y los patrones de conducta marcan las pautas de funcionamiento de la mente observable. Los pensamientos que tenemos están hasta cierto punto programados; operan de acuerdo con una dinámica de estímulo respuesta. Los chamanes siempre han sido perspicaces psicólogos y asesores, ´pues la comprensión que han alcanzado de sí mismos y de los demás les permite ser de gran ayuda.

A lo largo del tiempo, han ahondado en las tácticas que emplean los seres humanos para negar la evidencia, para crear ilusiones, delirios mecanismos de supervivencia emocional, proyecciones, recompensas y sistema de refuerzo. Pero los chamanes van más allá del ámbito que abarca la psicología actual, pues han derribado los muros de contención de sus mentes al descubrir su cualidad artificial.

A su modo de ver los pensamientos son cosas, cosas en las que podemos enfocarnos y, con la intención, emitir para que se manifiesten de forma visible. Los chamanes dicen en cualquier momento hay conjuntos de pensamientos agrupados por similitud (ya que; como en cualquier otro caso, lo semejante se atrae) que flotan en busca de un lugar que vibre en su misma frecuencia. Esos pensamientos los han generado miles de millones de individuos a lo largo de miles de generaciones y vagan a la espera de encontrar un hogar en el sistema de pensamiento de una persona viva. La mayoría de ellos los ha generado una falsa personalidad, el parasito que domina el escenario de este sueño que llamamos realidad; son pensamientos de separación, alineación, miedo agresión, desdicha y otros por el estilo. Tienen el propósito de mantener dividida a la raza humana a cada paso, para que el sueño de ser el amo y señor, que es el sueño del parasito, siga prevaleciendo y pueda continuar así el sueño del de un universo físico.

El pueblo shipibo del alto Amazonas tiene mucho cuidado de identificar y eliminar, con tabaco y oraciones, aquellas formas de pensamiento errantes que puedan provenir de fuentes hostiles. En la amazona donde los pobladores son pocos es más sencillo percibir los efectos de los pensamientos negativos que vagan alrededor. Muchos chamanes se han hecho expertos en extraer dardos mágicos, pequeños proyectiles que otros chamanes malignos lanzan con la firme intención de hacer daño a sus víctimas. A esta clase de chamanes, más conocidos como hechiceros, puede contratarlos un cliente para causar enfermedad de un rival en el amor, o para vengarse de lo que ha entendido como una ofensa. Los chamanes negativos existen allí donde se practique el chamanismo, puesto que hay criminales en todas las profesiones sobre todo aquellas que se prestan a los abusos de poder.

59 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo