top of page

EXPO ESPIRITUALIDAD WTC CDMX, 21-23 DE JUNIO DE 2024, UN FARO DE LUZ

Inmersos en una colectividad semi hipnotizada y dirigida hacia aparentes virtudes y beneficios, en una realidad que nos inunda con ideas negativas, siempre surgen faros de luz que nos recuerdan que sí hay mucho que cada uno de nosotros podemos y debemos hacer para mejorar nuestra vida, primero para mejorar nuestra persona y después consecuentemente para cambiar nuestro entorno. Esos faros aparecen en miles de formas, pero todas ellas son visibles y perceptibles para quienes decidan apreciarlas y seguirlas; la Expo Espiritualidad celebrada del 21 al 24 de junio de este año en el World Trade Center de la Ciudad de México fue uno de ellos.


No debe sorprender que la alta asistencia a este tipo de eventos cada día es más grande, incluso considerando que ello ocurra en un país altamente religioso como el nuestro, en el que tradicionalmente se ha considerado como “hechicería” a todo aquello que esté al margen de cualquier culto religioso. No es extraño que ello ocurra porque el ser humano en su eterna búsqueda de respuestas, acude a todo aquello que considera superior, aunque nunca logre entenderlo ni distinguirlo entre el bien y el mal. Un foro como la Expo sirvió para que miles de personas pudieran acceder a una realidad y visión distinta de la vida, sí, una percepción diferente de la realidad en la que todos somos parte de un plan celestial, que desde luego podemos mejorar y tener acceso a niveles de armonía que no imaginamos; quitarnos tabúes y miedos infundados fue parte también de esa misión del evento.



Es aquí donde aparece Anna de la Tierra y su Sabiduría Chamánica, quien desde hace varios años se ha dedicado a desmitificar conceptos erróneos en torno al chamanismo; algunos de los más arraigados en la psique colectiva: que el chamanismo es sinónimo de brujería, que un chamán es un hechicero o que el chamanismo es contrario a la religión (cualquiera que sea su nombre). No, la realidad es que el chamanismo implica una comunión con la madre naturaleza, se sirve de ella para atraer armonía al cuerpo, al individuo, al mundo… todo ello en conjunto con principios religiosos universales, por ello es que el chamanismo está fuertemente ligado a la religión, pues el amor rige a ambas como fin último. Muestra clara de ello es la aparición, por primera vez en forma escrita en México, del amor de San Miguel Arcángel; Anna de la Tierra dedicó de manera especial esta participación a su más reciente libro titulado “De la Oscuridad a la Luz”, en el que de manera magistral logra evidenciar esa unión entre la fuerza celestial con las prácticas chamánicas, herbolarias y profesionales en distintos ámbitos, y el beneficio que puede obtener toda persona interesada en seguir un camino de transformación en una mejor versión de sí mismo.


Por. Emmanuel Gonzáles





0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page